VILLAFAÑE, LA PRIMERA DAMA DE LA CULTURA SANTAFEREÑA

En honor a la artista plástica Marta Lucía Villafañe Martínez, directora del Museo Juan del Corral, quien el pasado 4 de diciembre fue la portadora de la medalla Gaspar de Rodas, máxima distinción que entrega cada año el Concejo Municipal de Santa Fe de Antioquia a las personas e instituciones que se destacan en los campos del civismo y la cultura.

Por Juan Carlos Sepúlveda S.

“Sobra decir que te agradezco enormemente tenerme en cuenta para tal distinción. Estoy segura de que no soy merecedora de tan importante galardón. Sólo te envío esto, por tu insistencia, honrosa pero inmerecida. Sé que habrá otros postulados con más méritos, y así saldremos del lío. ¿Verdad? Lo deseo fervientemente. Recibe mi abrazo afectuoso y agradecido por tu atención hacia mi persona. Martha Lucía”.

Este es el modesto comentario que me envió Martha Lucía Villafañe Martínez cuando una noche reciente le pedí su hoja de vida en aras de postularla ante la corporación edilicia para la medalla Gaspar de Rodas 2017.

Hoy cuando los reflectores del reconocimiento y los aplausos apuntan hacia su menuda figura en un aniversario más de la fundación de nuestra hidalga ciudad, que es el pretexto para que cada año estimulemos desde el Honorable Concejo con esta simbólica distinción a las personas e instituciones que se destacan por su servicio a nuestras gentes, solo quiero contrariarle de manera amigable y decirle a Martha con mi voz y mi espíritu agradecido, que muchas gracias, mil gracias de verdad porque a fuerza de promover el arte y la cultura por casi diez años, poco a poco y sin proponérselo, se convirtió en la primera dama de la cultura santafereña, lo que le da con creces el ser portadora de este sencillo homenaje que hoy le entrega la sociedad santafereña en cabeza de su máxima junta directiva: el Concejo Municipal.

Desde que asumió la dirección del Museo Juan del Corral el 28 de junio de 2008, luego de una década de cierre debido a su restauración, por esta institución cultural han pasado 96 exposiciones temporales, y más de un centenar de conciertos y tertulias culturales, lo que hace del Juan del Corral, un museo vivo que interactúa permanentemente con la comunidad.

Y es que gracias al amor desmedido que le pone esta laboriosa mujer al Museo Juan del Corral, éste se ha convertido, -guardando las debidas proporciones- en esa casa de la cultura que tanto hemos anhelado los santafereños. Allí no hay semana ni mes en el que falte un concierto, una exposición, un conversatorio o una reunión que proyecte la ciudad. Da gusto escuchar su voz pausada y melodiosa cada vez que hace de anfitriona en el auditorio de exposiciones temporales del museo; pero no solo eso, estimula saber cómo se ha enganchado también con el Museo de Arte Religioso, a quien le ha impreso su sello e impronta como la gran artista plástica que es; de hecho este año bajo su batuta se inauguró una renovada sala con altares de platería que es admirada por propios y visitantes; eso ha hecho que hoy Santa Fe de Antioquia cuente con dos escenarios que guardan con celosía la memoria histórica de su devenir.

Pero Martha no solo se ha movido entre los vericuetos museales; su fibra de mujer sensible igual le ha alcanzado para adentrarse en el terreno de lo social y ambiental; muchos recuerdan hace un par de años como sacó toda su garra de naturalista y pacifista para defender la tranquilidad de nuestro pueblo, amenazado por la locomotora avasallante de la minería. Fui testigo ocular de su vertical espíritu medioambientalista cuando pancarta y voz en mano salió al frente de batalla a levantar la bandera de la dignidad para gritar con su altiva voz “No a la minería”.

Una actitud y postura frente a la defensa y promoción de la vida que se compadece con su trabajo ecológico, pues ha sido la madrina de ese bello laboratorio experimental que es la cría de mariposas, el cual ha promovido desde el Museo su esposo Luis Alberto González, laboratorio que ya le valió el Premio Vida de Corantioquia en el 2011, y el Premio conciencia de biosfera José Celestino Mutis en el 2012 en la categoría conservación de especies endémicas. Como se recuerda, este proyecto ecológico, que es apoyado por la fundación Juan del Corral, se ha venido desarrollando con niños y adolescentes de nuestra comunidad, en procura de promover una conciencia ecológica en la conservación de las especies de mariposas nativas.

Martha Lucia, hoy los doblemente antioqueños nacidos en la ciudad de Antioquia, Antioquia, solo esperamos adoptarte como una hija ilustre con el permiso de tu natal Roldanillo, desde donde tu inolvidable tío abuelo Carlos Villafañe, ese gran poeta y cronista vallecaucano de comienzos del Siglo XX, debe estar más que orgulloso de ti. Como también sé que lo está desde el cielo la fundadora del Museo Juan del Corral que hoy tú ayudas a crecer, la siempre bien ponderada y recordada Merceditas Gómez Martínez.

Martha, ojalá esté lejano el día en que te jubiles, y si llega temprano o tarde, esperamos que nos sigas acompañando en esta tu segunda patria chica con toda la lucidez y vitalidad de la que tanto haces gala, cualidades a las que hoy rendimos tributo de admiración por tus meritorios servicios en bien de este pedazo de cielo llamado Santa Fe de Antioquia, una ciudad que hoy se levanta en un merecido y prolongado aplauso de gratitud.

Leave a Reply